Amores de verano

Después de darle muchas vueltas, por fin me he decidido. He tomado una decisión de “vital” importancia y nada me hará volver atrás. Nada.
Los he seleccionado muy meticulosamente, porque estas vacaciones voy a pasar con ellos muchas horas en la cama, el lugar donde más me gusta… leer, jajajajaja. Empezaré con Paul Auster (“El Palacio de la luna”, y repetiré con “Leviatán”). Después será Philip Roth (“Pastoral americana”).
Dejaré para el final la experiencia más fuerte y daré rienda suelta a la pasión: Fiodor Dostowesky (“Los hermanos Karamzov”). Todas las noches me arrodillaré y daré gracias a Dios porque este escritor hubiera nacido.